Tratamientos capilares naturales para evitar la caída del cabello

La caída de cabello es una de las preocupaciones más frecuentes en las personas, especialmente en temporadas como otoño e invierno, cuando la pérdida suele ser un poco mayor.

Nuestro cabello se regenera en su totalidad cada seis meses, por lo que es normal que todos los días se caigan alrededor de 100 cabellos como parte del proceso de regeneración celular.

Sin embargo, cuando la pérdida es mayor y las personas comienzan a encontrar hebras de cabello en el piso, en la almohada o se desprende con mucha facilidad al tocar su cabeza, la preocupación aumenta, y comienzan a buscar tratamientos para evitar la caída del cabello, así como para nutrirlo, fortalecerlo, propiciar su crecimiento y que se encuentre brillante y saludable.

En esta nueva entrada te contaremos todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos y productos naturales para la caída del cabello: qué son, cuáles son más efectivos, las causas de la pérdida de cabello y cómo evitarlas. ¡Comencemos!

Antes de empezar, queremos enfatizar la importancia de acudir con tu médico para descartar que la caída sea causada por un problema de salud que requiera un tratamiento especializado.

Remedios naturales para la caída del pelo

Remedios naturales para la caída del pelo

Existen muchos remedios caseros para la caída del cabello que puedes probar para detener el proceso, son baratos, no tienen efectos secundarios y con el beneficio de que no contienen productos químicos.

Además, estos remedios suelen ser utilizados como complemento de tratamientos convencionales de padecimientos que causan la caída del cabello. Los más conocidos son:

  • Té verde. Esta bebida es rica en antioxidantes y puede aplicarse de forma regular ya sea directamente sobre el cuero cabelludo y cabello seco antes del baño, como mascarilla con reposo por algunas horas, o beber la infusión a base de hojas de té verde.
  • Aceite de almendras. Este aceite es rico en vitamina E y ácidos grasos oleicos por lo que fortalece el cabello, reduce la caída y ayuda a desaparecer las escamas de la caspa. Puede aplicarse directamente sobre el cuero cabelludo o de medios a puntas para retener la humedad y mantener hidratado al cabello.
  • Betabel. Este tubérculo tiene muchas propiedades para la piel y el cabello ya que contiene vitaminas y minerales como el potasio, fósforo, calcio, vitaminas B y C que frenan la caída de cabello, eliminan la caspa y lo mantienen sedoso.
    Para aprovechar sus beneficios se puede consumir o aplicar de forma tópica, donde destaca que, además de nutrir al cabello y cuero cabelludo, puede dar reflejos rojizos naturales.
  • Aloe vera. También conocido como sábila, es uno de los remedios más conocidos para evitar la caída del cabello, nutrirlo y fortalecerlo. Para aprovechar sus beneficios se usa el gel o extracto de la planta, el cual combate procesos inflamatorios, promueve el equilibrio del pH en el cuero cabelludo, reduce las infecciones por hongos y mejora la circulación sanguínea, con lo que transporta nutrientes al folículo piloso.
  • Aceite de coco. Rico en ácidos grasos, el aceite de coco ayuda a mantener la humedad del cuero cabelludo, tratar las puntas abiertas, desenredar el cabello y fortalecerlo por lo que tiene un efecto reparador y revitalizante.
  • Jugo de cebolla. La cebolla contiene una sustancia azufrada conocida como alicina, y que estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, favorece el crecimiento del cabello, tiene una acción antiséptica y antibacteriana para evitar el desarrollo de levaduras y bacterias.
    Se puede aplicar el jugo de cebolla solo o acompañarlo con otro ingrediente como el aceite de coco para ocultar el olor, se deja actuar unos minutos o durante toda la noche para después lavar el cabello como siempre.
  • Wasabi. También conocido como rábano picante, el wasabi es un tubérculo japonés, cuyos componentes ayudan a regenerar el cabello para combatir la caída

Tratamientos con productos naturales para la caída del cabello

Tratamientos con productos naturales para la caída del cabello
En muchas ocasiones la caída de cabello se debe al déficit de vitaminas, minerales, proteínas y oligoelementos que nutren y fortalecen al cuero cabelludo desde el interior.

Los suplementos de colágeno y biotina son los más recomendados tanto de forma tópica como sistémica para suplementar al organismo con los nutrientes necesarios para favorecer la regeneración capilar.

Los tratamientos naturales más utilizados para evitar y detener la caída del cabello (y que deben ser recomendados o aprobados por tu médico) son:

  • Hierro. El déficit de hierro es causante de un tipo de alopecia llamada ferropénica, que es una enfermedad que causa la caída de cabello por anemia, y suele iniciar como una alopecia difusa, en la que el cabello entra en la etapa de reposo llamada efluvio telógeno, que reduce la densidad capilar, prolonga la fase de caída por más de seis meses y deja graves secuelas, especialmente huecos calvos en la cabeza.
    El consumo de hierro combate la anemia y mejora el metabolismo energético, la oxigenación en el cuero cabelludo, la proliferación y el crecimiento del cabello.
  • Biotina. Conocida como vitamina B8 o vitamina H, es esencial en la salud capilar. Su déficit provoca la disminución del cabello y una miniaturización de los folículos, por lo que consumir alimentos ricos en biotina o suplementos alimenticios favorece la producción de queratina, que aporta brillo al cabello, lo fortalece y evita la caída.
  • Vitamina A. Está presente en los huevos, hígados, verduras, leche y aceite de oliva y tiene propiedades antioxidantes que evitan el envejecimiento, controlan la producción de cebo, regeneran los tejidos, hidratan el cabello y lubrican al cuero cabelludo para prevenir la resequedad.
  • Vitaminas del grupo B (B3, B6, B12). La vitamina B es esencial para producir hemoglobina en la sangre, la cual lleva oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos, incluyendo el cuero cabelludo.
    Se encuentra en pescado, carne de puerco y res, hígado, pollo, soja, huevos, legumbres, frutos secos, cereales integrales, levadura de cerveza, entre otros alimentos. La suplementación con esta vitamina aumenta la circulación sanguínea, evita la pérdida de coloración y densidad capilar, estimula el crecimiento de cabello y lo mantiene hidratado.
  • Vitamina C y colágeno. La vitamina C es un nutriente clave para la formación del colágeno (que también puede consumirse de forma suplementaria), el cual es una proteína presente en el cabello y la piel, y cuya carencia provoca que el cabello se debilite y se rompa.
  • Vitamina E. La llamada vitamina de la juventud, tonifica el cuero cabelludo ayudándolo a absorber los nutrientes para que se regeneren las células.
  • Vitamina D. Esta vitamina ayuda a absorber el calcio por lo que es clave para la salud de la piel, uñas y cabello.
  • Cobre. Este mineral se encuentra en espinacas, nueces y mariscos y ayuda a sintetizar la melanina del cabello por lo que su consumo retrasa la aparición de canas o la decoloración del cabello.
  • Magnesio. Se encuentra presente en almendras, espinacas, castañas y dátiles y ayuda a activar los procesos metabólicos y reacciones enzimáticas que influyen en la salud del cabello.
  • Zinc. Se encuentra presente en pescados, mariscos, carnes, huevo, levadura de cerveza, germen de trigo, higos, espárragos, berenjenas y apio. Su función es clave para estimular la regeneración celular, reparar los tejidos del cuero cabelludo y favorecer el crecimiento del cabello.
  • Yodo. El déficit de yodo se relaciona con enfermedades de la glándula tiroides, como el hipotiroidismo, causante de cabello áspero, seco y con tendencia al quiebre y la caída.
Todas estas vitaminas y minerales pueden encontrarse en alimentos, o suplementarse en forma de cápsulas, pastillas, tónicos o shampoos naturistas.

Tratamientos naturales para la caída del cabello en mujeres

Los tratamientos para la caída de cabello en mujeres suelen enfocarse en vitaminas como la A, B, C, biotina, hierro, zinc, o bien, combatir los déficits de hormonas; además se recomienda evitar el consumo de sustancias tóxicas, los malos hábitos de peinado y optar por productos naturales para el cuidado capilar.

Tratamientos naturales para la caída del cabello en hombres

Tratamientos naturales para la caída del cabello en hombres

Cambios en el estilo de vida como dejar de fumar y beber alcohol, hacer ejercicio y dormir bien por la noche ayuda a detener el proceso de caída del cabello en hombres.

Además, los masajes con aceites, el uso de shampoos o tónicos capilares y la suplementación con vitamina B, vitamina C, colágeno y biotina se recomiendan para controlar el exceso de grasa, aumentar la circulación sanguínea y obtener los nutrientes necesarios para el crecimiento del cabello.

¿Cuáles son las causas de la caída del cabello?

Tanto en hombres como en mujeres, la caída del cabello es multifactorial, puede presentarse a cualquier edad y puede tener repercusiones graves si no se trata a tiempo. Las causas más frecuentes son:

  • Factores genéticos
  • Estrés
  • Procesos infecciosos
  • Embarazo
  • Anemia
  • Consumo de algunos fármacos
  • Padecer algún tipo de alopecia
  • Enfermedades autoinmunes
  • Uso excesivo de la secadora, plancha o productos químicos como los tintes
  • Cambios hormonales
  • Trastornos de la tiroides
  • Quemaduras
  • Tratamientos para el cáncer como quimioterapia y radioterapia
  • Tiña del cuero cabelludo
  • Hábitos nerviosos como rascarse el cuero cabelludo o arrancarse el cabello
  • Algunos tumores
  • Peinados que causan tensión en los folículos o que los arrancan

Causas de la caída del cabello en mujeres

La caída del cabello en mujeres suele ser causada por la alopecia androgénica de factor femenino, que es una predisposición genética a la pérdida de cabello, pero también influyen otros factores como el envejecimiento, cambios hormonales como los que se presentan en la adolescencia, en el uso de terapias de reemplazo hormonal o anticonceptivos, el embarazo, o la menopausia.

También puede ser consecuencia de padecimientos de salud como diabetes, hipotiroidismo, anemia, cáncer, psoriasis, dermatitis seborreica, desequilibrios emocionales como la depresión y el estrés.

Los déficits de vitaminas y minerales pueden contribuir a la caída del cabello al no tener los nutrientes necesarios para la regeneración celular y el fortalecimiento del cabello.

Por último, hábitos como usar peinados muy apretados, darse tirones al cepillar el cabello o exponerlo al calor extremo con el uso de secadoras, planchas, o productos químicos para decoloraciones y teñido, pueden causar alopecia traumática y caída por tracción.

Causas de la caída del cabello en hombres

La causa más frecuente de la caída de cabello en hombres es la alopecia androgénica, conocida como calvicie de patrón masculino o hereditaria, que puede presentarse en cualquier momento después de la adolescencia. Su causa suele ser genética, por envejecimiento o por cambios en la hormona testosterona.

¿Cuándo debe preocuparnos la caída del cabello?

¿Cuándo debe preocuparnos la caída del cabello?

Normalmente perdemos entre 100 y 150 cabellos cada día, y en la temporada otoñal se incrementa la cantidad. Las mujeres de cabello largo son quienes detectan más la pérdida de cabello porque se quedan enredados en el cepillo cuando se peinan, o porque son muy evidentes en la almohada, la ducha o la ropa.

Sin embargo, la caída debe ser una señal de alarma cuando se observa una pérdida excesiva de cabello, que se mantiene por más de cuatro meses y se acompaña de una disminución en la densidad capilar, o por cambios en la coloración.

Otros signos de alarma son comezón, rojez o inflamación en la zona donde se percibe menos densidad capilar, caída de pelo de las cejas o pestañas, si la caída afecta a la línea frontal, si la zona afectada está bien delimitad y luce como una cicatriz.

Recomendaciones para prevenir la caída del cabello

La mejor forma de prevenir la caída del cabello es mantener una rutina de cuidado, higiene y nutrición para fortalecer los folículos, hidratar al cuero cabelludo y fortalecer el cabello existente y el que se encuentra en etapa de crecimiento. Además puedes seguir estas recomendaciones:

  • Lava tu cabello y cuídalo con productos naturales que aporten nutrientes, lo desenreden y fortalezcan.
  • No desenredes tu cabello cuando esté mojado porque es más débil y puedes romperlo.
  • Usa un peine de cerdas anchas para desenredarte el cabello, y un cepillo de cerdas naturales para peinarte.
  • Masajea tu cuero cabelludo para activar la circulación; puedes usar alguno de los remedios caseros para la caída del cabello que mencionamos arriba o tu shampoo de uso diario.
  • Evita lavar y enjuagar tu cabello con agua muy caliente ya que lo debilita, lo deshidrata y lo hace más propenso a la rotura.
  • Evita el exceso de calor de la secadora y planchas.
  • Reduce el uso de fijadores con productos químicos y opta por los naturales.
  • Mantén una alimentación balanceada, que incluya los nutrientes esenciales, o bien, consume suplementos con las vitaminas que aporten a tu organismo lo que necesitas para tener buena salud general y capilar.
  • Reduce el estrés continuo.
  • Protege tu cabello del sol y los radicales libres del medio ambiente.
  • Consulta a tu médico, no te automediques.

Ahora que conoces las causas de la caída de cabello, cómo prevenirla y los tratamientos naturales para combatirla, en la tienda especializada Vida es Primero encontrarás los suplementos, tónicos y shampoos que necesitas para fortalecer tu cabello, nutrirlo y recuperar su brillo.

Navega por nuestra tienda en línea, adquiere los productos que necesitas y recíbelos en la comodidad de tu hogar.

Tratamiento capilares naturales para evitar la caída de pelo